Subjetividad doméstica performativa VII (making-of)

Hemos llegado al final. Esta larga trayectoria está a punto de acabar, y estamos preparados. Tras estas largas semanas de intenso trabajo hemos ido contándoos el progreso de nuestra performance y ahora os traemos el resultado final.

Fue una experiencia increíble poder compartir nuestro trabajo con el resto de compañeros y alumnos, teníamos mucho miedo de cómo iba a salir todo, la performance se componía de: un vídeo que se proyectaba, música en directo, la actuación sobre la cama, y la interacción con las manos de los performados. Aunque todos teníamos claro nuestro papel era súper importante que hubiera una coordinación excelente ya que tanto el vídeo, la música, la coreografía y el juego de manos debía sucederse a la vez y cada movimiento ser sucesión del siguiente.

El resultado fue excelente!! Fue maravilloso escuchar las voces de enhorabuena que nos daban todos tras la actuación, ver cómo todo lo que teníamos preparado y pensado había sido transmitido correctamente nos llenó a todos de mucho orgullo hacia nuestro trabajo.

En definitiva a sido un curso de proyectos genial, lleno de alegrías y también preocupaciones y muchas muchas preguntas, PERO UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA E INCREÍBLE.

La semana que viene publicaremos un vídeo montaje con la actuación de la performance, la realización de ese trabajo y a continuación os mostramos una serie de fotos de todo lo ocurrido ayer viernes antes y durante la performance.

DESAYUNO EN LA CAMA

La performance empezaba desde fuera, donde les hacíamos tomar agua para que no entraran sabores en la boca y unos carteles con frases graciosas amenizaban la espera.

Tras cruzar la puerta del aula, unas flechas y luces marcaban el camino, se adentraban en un laberinto de sabanas en el que podías quedar enredado al igual que cuando duermes en la cama.

Al cruzar el laberinto encontrabas este mueble con dos agujeros para las manos, que se podían introducir  y sin ver nada, desde la parte trasera, ocultos íbamos haciéndoles tocar diferentes objetos que recordaban a la comida y/o a las sensaciones que estas podían producir sobre nosotros mismos o nuestro organismo.

LO QUE NADIE VIÓ

El backstage, donde teníamos el ordenador con el vídeo para proyector, el bombo con el que dabamos sonidos en puntos claves de la performance, altavoces, y nuestros objetos personales.

El interior de la performance, en esta parte era donde recibíamos las manos de los performados por los agujeros e íbamos poniéndoles objetos para que los tocasen. Decidimos incluir una especie de cojines donde los performados podían dejar descansar sus manos sin perder esa sensación de estar en contacto con una cama.

El viernes que viene veremos el video

Anuncios

Autor: borjabuyolo

Espacio para la publicación de trabajos de arquitectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s