Escena 1. Casa Collage

Estos días de lectura de “Casa Collage”, de Xavier Monteys y Pere Fuertes, nos han llevado a obtener unas ciertas ideas que o no teníamos o, aún más interesante, habíamos perdido. Esto último puede parecer extraño, pero al haber enfocado los autores el texto a un público general -que es el que habita cada casa- hace que nos sintamos identificados en multitud de situaciones que analizan, y que muchas de ellas te lleven a tiempos pasados de la niñez, donde los puntos de vista eran muy característicos.

Antes de comenzar a hablar de las ideas que he obtenido, creo conveniente hacer una breve crítica del libro. El libro me ha parecido fácil de leer y muy interesante. Ello creo que se consigue por el hecho de que cada pocas páginas se cambia de capítulo, y con ello te adentras en otra idea o visión sobre la casa, descubriendo de una forma continua nuevas percepciones. Además, creo que el hecho de que inicialmente adviertan que es un libro abierto a cualquier persona, consigue relajar a la persona que lo lee en cuanto a dificultad técnica se refiere, preocupándose únicamente de disfrutar el mismo.

FullSizeRender

Análisis

En lugar de estructurar el análisis en escalas, objetos, situaciones, sonidos, movimientos, escenografía, agentes… voy a transcribir las principales ideas con las que me he ido encontrando en el transcurso de la lectura, relacionándolas al mismo tiempo con los aspectos citados.

Para dicha relación he creado una escala de colores. Es la siguiente:

ESCALASOBJETOSSITUACIONES  – MOVIMIENTOSESCENOGRAFÍAAGENTES

  • “No hay casa sólo con vivienda”. Esta sencilla frase me ha resultado familiar, ya que es lo que más me estoy encontrando en este primer curso de arquitectura. Además, siempre había pensado en estos términos de una forma totalmente contraria. Esta idea implica que la casa, además de la vivienda, implica a sus propios habitanteslos movimientos de éstos con la vida cotidianay los objetos de éstos, de carácter más o menos personal. Nos completa con la idea de que la arquitectura debe pensar en el mobiliario y enseres, que están íntimamente relacionados con la vida que llevan a cabo las personas, y que pueden dar muestra de la cultura de una determinada zona.
  • “La casa se concibe como algo vivo”, ya que cambia a medida que cambian sus habitantes. Esto nos hace alejarnos de la casa como algo estático, si no que la casa se transforma adaptándose a la evolución de las vidas de los habitantes.
  • Otra idea interesante que nos aparece trata sobre lo idéntico de las distintas viviendas diseñadas en los edificios. Si viéramos los planos nada cambiaría entre las distintas plantas. Ahora bien, la diferencia la cambian las personas que las habitan, apropiándose de los espacios de la vivienda. Resulta muy gráfico ver el trabajo de F.J.Barba Corsini fotografiando viviendas idénticas, casas diferentes (pág. 27).
  • “El juego de la cueva”. Esta idea me ha evocado a muchos momentos de mi infancia, desde la típica cabaña hasta el pequeño espacio que habitaba entre los dos sillones de casa de mi abuela. A veces estos habitáculos, que tan cómodos eran anteriormente, se volvían casi inaccesibles con el paso de los pocos años. Los autores pretenden hacernos pensar en lo arraigado que está la búsqueda de cobijo desde la infancia, adaptando el refugio a clima, necesidades…
  • Representación planta-sección. Charles y Ray Eames aportaron una visión totalmente diferente en la representación del interior de las casas: Eliminaron uno de los muros, de forma que todo ocurría en el interior y se observaba como una escena, cambiando la clásica vista en planta y sección. Representar la casa como “una casa de muñecas” hace resaltar la importancia de las relaciones entre los distintos ámbitos de una casa, y los mueles y objetos que la caracterizan.
  • “Subvertir”. “Usar una cosa de otra manera de la que estaba prevista es un tipo de creación crítica a la que deberíamos estar atentos”. ¿Nos suena? ¡Remaking objects!
  • “Escala de los niños”. Me gustó esta idea porque es algo que todos hemos ido sintiendo, por lo que todos hemos pasado, pero que olvidamos y pocas veces volvemos a pensar en como eran los elementos para nosotros en esa época de la vida. Interesantísima la exposición que nombra de Paul Ritter (The Children Eye View).
  • Mayor especialización implica menor flexibilidad. Es muy chocante esta idea, ya que siempre pensamos en un uso asignado a cada habitación, cerrando ese espacio a otros usos. Al tiempo que adecuamos con más énfasis ese espacio, estamos incapacitándolo para otros usos. El capítulo habla también de como los pasillos, tan comunes en nuestros modelos de vivienda, se convierten en espacios capados funcionalmente. Son meros corredores sin vida, oscuros y relegados.
  • El siguiente capítulo deriva un poco del anterior, hablando -entre otros- de La habitación sin nombre. Se incide en que se debe fomentar la ambigüedad de las piezas de la casa, incidiendo en su tamaño, en la posición que ocupan, o en la relación que guardan entre sí. Bajo estas premisas se llega a pensar en el salón como habitación predominante rodeada de habitaciones.
  • “Dentro de la pared”. Una visión poco corriente: la observación desde lugares extraños, la vida de un lugar desde su propio límite. Ello nos hace ampliar las fronteras establecidas.
  • “El almacenamiento racional”. Las unidades suma “pared+armario” para dejar libre los espacios, creando particiones nómadas que permiten diversas disposiciones.
  • “Carromatos”: Los muebles hacen el papel de tabiques. El estudio móvil y la cama como espacios mínimos en el que desarrollar dos actividades de la esfera privada que permiten colonizar cualquier espacio diáfano.
  • Acceso y flexibilidad. La única puerta de entrada es la invariante menos cuestionada.  Si pensáramos en varias vidas adultas en una sola casa, podríamos pensar en varias casas dentro de una misma casa, adecuando accesos a cada uno de los habitáculos, lo que dotaría de intimidad a la vida de las distintas personas.
  • “Aprendiendo de los coches”. El binomio casa-coche se convierte en un indicador del estatus social. De aquí obtenemos varias ideas:
    • Relanzar la competitividad casa-coche desde la base de la cierta especialización del usuario, del mismo modo que existe un aprendizaje para la conducción.
    • Aspecto doméstico de los coches en sus anuncios.
    • ¿Podemos diseñar casas que incorporen el espacio del coche activamente?
    • Monovolúmenes: se trata como una parte de la casa que puede desplazarse
    • Minicoches: hacen posible la idea de introducir el coche en casa, tratándolo como un electrodoméstico más.
    • La casa swatch: como módelo de vivienda mínimo, intercambiable, pudiendo intercambiarla con usuarios de otras ciudades con casas swatch, haciendo la idea de tener casa conocida en muchos lugares.
  • El bricolaje. La idea de que el usuario tenga unas ciertos conocimientos de bricolaje hace que se implique a éste en la construcción de la casa. Se genera así la idea de “casa perfectible”.
  • La cocina como motor de cambios. Los diferentes puntos de vista de la cocina, tanto de lugar para comer y hacer vida, como un lugar relegado al servicio. Se dan importantes cambios en los tiempos actuales, ya que el acto de comer ha dejado de ser un preocupación para ser un deleite. También, los cambios asociados  a los distintos horarios laborales, a la programación televisiva o a la facilidad para comer fuera de casa.
  • La casa. Historia de unos experimentos. Casa moldeable al gusto o necesidades de sus habitantes.
Anuncios

Autor: borjabuyolo

Espacio para la publicación de trabajos de arquitectura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s